Tu en la IBGV

Ibgv

Nuestro deseo es que te sientas bienvenido aquí. Nos esforzamos por eso. Sabemos que visitar una iglesia por primera vez es toda una experiencia, una mezcla singular de sensaciones. Todos hemos pasado por eso. En tu visita encontrarás muchas personas que tienen en su cuello un letrero color vino que dice “Información”. Ellos están ahí para ti. Acércate a cualquiera de ellos y pregunta. Sea que quieras saber dónde está el Nursery, cuándo es la próxima reunión o cuántos libros tiene la Biblia, ellos quieren hacer que te sientas en casa.

Qué esperar

Nos reunimos los domingos a las 9:30 am,  primeramente para tener un tiempo de unos 30 minutos en los que cantamos a Dios y sobre Dios, el Dios Trino: Padre, Hijo y Espíritu Santo, que se ha revelado a la humanidad por medio de su Palabra, la Biblia en un estilo de música contemporánea. Además, tenemos un tiempo de predicación expositiva (verso a verso) de la Biblia en una predicación de unos 50 minutos presentada por uno de nuestros pastores. En medio de estos dos bloques tenemos un tiempo en el que anunciamos los eventos de la semana y otro tiempo en el que aquel que lo desee puede presentar sus ofrendas al Señor como muestra de su agradecimiento y adoración de una manera discreta y personal.

A nuestros servicios asiste una gran variedad de personas de distintos contextos sociales. No tenemos un código de vestimenta, pero la mayoría de las personas asisten con una vestimenta informal aunque algunos prefieren semi formal. El tiempo del servicio se desarrolla en un ambiente distendido pero con sobriedad. Los bebes no participan del servicio pues tenemos un área de cuido para ellos de manera que sus padres puedan atender sin interrupciones y los niños participan del tiempo de alabanza y luego se van a sus salones de Escuela Bíblica Dominical donde se les imparten enseñanzas de acuerdo a su edad.

Hay otras reuniones durante la semana que son focalizadas en grupos específicos de la congregación (jóvenes, matrimonios, oración, envejecientes, etc)

SERVICIOS DE ADORACION:  DOMINGOS 9:30AM | 11:30AM
SERVICIO DE ORACION Y ESTUDIOS BIBLICOS:  MIERCOLES 7:00PM
SERVICIO DE SANTA CENA: PRIMER DOMINGO DE CADA ME (COMO PARTE DEL SERVICIO)

¿Quién es Jesucristo?

Nosotros en IBGV predicamos acerca de Jesucristo, oramos en el nombre de Jesucristo, cantamos a Jesucristo, servimos por amor a Jesucristo y vivimos por Jesucristo.

Todo lo que somos y hacemos es por Jesucristo y en Jesucristo. Así que debes estar preguntándote ¿Y quién es Jesucristo? Nos alegra que lo preguntes. Jesucristo es la persona más extraordinariade la historia de la humanidad. Es de quien se han escrito más libros y se han cantado más canciones. Es quien ha definido las eras del tiempo. Ahora bien, no es lo mismo saber quién es Jesucristo que conocer a Jesucristo. En la IBI queremos que tú conozcas quien es Jesucristo y que llegues a tener una relación personal con El. Jesucristo es la Segunda Persona del Dios Eterno hecho hombre. Él es el Alfa y la Omega, el principio y el fin de todas las cosas. Él es el Salvador del mundo.

¿Pero que es el evangelio? En pocas palabras, es el plan de Dios para salvarnos. La palabra evangelio viene del vocablo griego que significa “buenas noticias”. Pero esta buena noticia empieza con una mala noticia: somos pecadores y hemos rechazado abiertamente los mandamientos de Dios y la consecuencia de esta desobediencia es el castigo eterno y la eterna separación de Él. Y peor, por efecto del pecado en nosotros el hombre no puede ni quiere buscar a Dios. En vista de esta miserable situación del humano y que la justicia de Dios no le permite sencillamente olvidar todas nuestras desobediencias a Su ley, El mismo se hizo hombre, naciendo en un momento de la historia, en un lugar sin importancia del Medio Oriente y vivió una vida perfecta, por lo que no merecía recibir el castigo ni morir. Sin embargo así sucedió. Dios cargo en Él el pecado de todos nosotros, la ira de Dios que nos tocaba a ti y a mí de manera que por medio de la fe en Él podamos recibir toda la justicia de Él y Él recibir toda nuestra pecaminosidad. Por medio de este acto Dios nos ve EN JESUCRISTO como perfectamente justos y santos y de esta manera podemos estar con Él y gozarnos en Su presencia por la eternidad. La respuesta natural de nuestra parte a esta verdad es una vida dedicada a proclamar y bendecir Su nombre.

 … por lo cual Dios le exaltó hasta lo sumo [a Jesucristo],
y le confirió el nombre que es sobre todo nombre,
para que al nombre de Jesús se doble toda rodilla
de los que están en el cielo, y en la tierra,
y debajo de la tierra y toda lengua confiese
que Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.

Filipenses 2:8-11

¡Llegaste hasta aquí!

Si llegaste leyendo hasta este punto es muestra de que tienes interés. Queremos que sepas que esta sed por las cosas de Dios no es algo natural en el hombre sino que se trata de un acto de misericordia de Dios hacia ti. Alégrate y aprovéchalo. En ocasiones Dios te acerca a Él por medio de una situación de aflicción o de tristeza y a veces sucede sin más ni más. En todo caso te dice la Palabra que “Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones” (Hebreos 3:15) y también dice: “Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano” (Isaías 55:6). En IBI queremos dar respuesta a tus preguntas. No las tenemos todas pero Jesucristo si las tiene. Por eso estudiamos y predicamos la Palabra de Dios y en especial la belleza del evangelio, que es la buena noticia de parte de Dios para ti. Por eso te animamos a que participes con nosotros en nuestra próxima reunión. Si vives lejos de Santo Domingo entonces te animamos a que aproveches los muchos recursos que tenemos a tu disposición en los que hallarás instrucción, consuelo y libertad conociendo la voluntad de Dios por medio del estudio de su palabra, la Biblia.

Este sitio web tiene por objetivo presentar, de forma resumida, lo que somos, lo que enseñamos y lo que perseguimos…Lo que hoy nos identifica, nos define y nos lleva a alcanzar nuestra vision, de desarrollar una iglesia sin muros, fundamentada en la suficiencia de las Escrituras y formada por discípulos de íntima comunión con Dios y entre ellos mismos, que caminen en integridad de corazón y con un testimonio público que impacte su esfera de influencia, hasta que la gloria de Dios cubra nuestra tierra.